Sentencia:


"Cuando pronuncias, piensas, intuyes o escribes "JesuCristo", te quitas de un tirón a los demonios de encima". Para comprender bien esto, te recomendamos leer:


"Nuestra búsqueda de la verdad es constante, por etapas, y el inconformismo e imperfección humanos nos deja cerca de una realidad: lo que hoy damos por bueno, tal vez mañana lo eliminemos, de este sitio y de nuestros principios"

Saludos a quienes nos ven desde: Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Austria, Bangladés, Bélgica, Belice, Bolivia, Bosnia-Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Cabo Verde, Camboya, Canadá, Chequia, Chile, China, Colombia, Corea del Sur, Costa de Marfil, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Egipto, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, Estados Unidos, España, Finlandia, Francia, Georgia, Ghana, Grecia, Guatemala, Honduras, Hong Kong, Hungría, India, Indonesia, Japón, Kenia, Irlanda, Israel, Italia, Letonia, Líbano, Malasia, Malta, Marruecos, México, Nepal, Nicaragua, Noruega, Países Bajos, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Polinesia Francesa, Polonia, Portugal, Puerto Rico, Reino Unido, República Checa, República Dominicana, Rumanía, Rusia, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Tailandia, Taiwán, Túnez, Turquía, Ucrania, Uruguay, Venezuela, Vietnam...


COLABORACIÓN MUTUA

Podemos insertar tu obra: plástica, relato, novela, ensayo -si la temática es disidente (no necesariamente), heterodoxa, etc.-, por entregas..., y poemas (de todo tipo)... Otros poetas (Ana Mª Espinosa, Belquis Castillo, David González, Kety Alejandrina Lis, Laura Giordani, Luis Antonio de Villena y Víctor Gómez Ferrer) han intervenido aquí hace años. Muchas gracias a todos.




Abolengo humano






      Es osado opinar del origen de la humanidad, y lo es porque, a fin de cuentas, una opinión es una subjetividad, aunque como ya hemos pensado otras veces, hasta lo objetivo, en el fondo, no es otra cosa que subjetividad: la oficial, social y sistemática. Así, pues, que vaya por delante, que tan solo es eso, una idea (la que proponemos a continuación), que se ha construido en la mente a base de lecturas (ortodoxas y heterodoxas) dispares, en general y entre sí. 

   Veamos. El ser humano es una experimentación de orden genético (los ingenieros: supra-humanos, o los dioses mitológicos), lo cual se aleja de presupuestos darwinistas y creacionistas -aquí tendríamos una opción diferente a las habituales dicotomías-... Hace ya muchos años, la primera vez que escuchamos (en un programa radiofónico) algo sobre este tema, quedamos sorprendidos, y "convencidos". Con el paso del tiempo se ha plantado en nuestro pensamiento, como concepción de la génesis humana, un germen de la versión referida, ya que la evolucionista no tiene sentido, y la creacionista tampoco. Ésta, nos define a los seres humanos como criaturas concebidas por Dios (Creador del Universo), a su imagen y semejanza. Son muchas las objeciones que brotan de nuestra intuición; una de ellas: qué poca consonancia hay entre los poderes fácticos y un Dios perfecto y bondadoso. Ambos poderes, más que pertenecientes a una misma esencia, se mostrarían antitéticos. Aquélla, una teoría que hace aguas por gran cantidad de intersticios, pero solo mostraremos una perla. Abramos, entonces, la ostra literaria, ficticia, imaginativa de Charles Darwin, quien, por cierto,  dudaba de su propia hipótesis. ¿Cómo es posible que un único ser vivo (un simio similar a un chimpancé), en el transcurso de unos pocos millones de años (como mucho), haya transmutado en una especie diferente (nosotros)? Pregunta que puede tener una respuesta racional e intuitiva a la vez. Teniendo en cuenta que hay versiones oficiales y oficiosas, y que las primeras alguna vez partieron de las segundas, la única coherencia posible que responde a dicha cuestión pasa por ahondar en unas y en otras. Quedarse en A y obviar B, o viceversa, equivaldría a dogma de fe, a adoctrinamiento y a carencia de juicio genuinamente propio: el que nace de nuestro fuero interno tras sopesar lo negro y lo blanco; el que nos lleva a conclusiones cabales... Unos y otros te enseñan, te muestran lo que creen que pudo acontecer, luces o sombras, pero hay matices intermedios, "definitivos", los que diseñas tú, los que diseño yo. Dicho diferente: nos enseñamos a nosotros mismos... Conclusión inconclusa-conclusa-inconclusa-conclusa... -hasta el infinito (lo que no sabemos si tiene o no fin)-: "que no me vendan la moto, que prefiero la bicicleta, o caminar a pie".


      "Al mal sistema buen humor"   







El Planeta Incógnito -Peter Kolosimo- (por Roland Font)



      Roland Font, o "Realismo Fantástico" (su espacio virtual): hace un tiempo descubrimos su blog, y nos pareció muy interesante, se lo aconsejamos a quienes gusten de lecturas fantásticas y misteriosas, o dicho de manera distinta (nuestra manera de ver el asunto), a quienes buscan verdades encubiertas. Esta vez os ofrecemos la siguiente reseña...


El Planeta Incógnito -Peter Kolosimo-






Uno de los autores clásicos de los 70 y principios de los 

80 fue el italiano Peter Kolosimo, cuyos libros aun son 

considerado de culto actualmente. Afortunadamente para 

nosotros la mayoría de su obra fue editada por la española 

Plaza y Janes en sus distintas colecciones (Otros Mundos, 

Realismo Fantástico, Horizonte, el Arca de Papel, etc.), y 

son relativamente fáciles de encontrar en las librerías de 

viejos.


Publicado originalmente  en Italia en 1969 con el título de 

"Il Pianeta Sconosciuto", aparece en 1971 en español 

en la colección Otros Mundos para posteriormente ser 

editado en Realismo Fantástico el año 1976.



En "El Planeta Incógnito", Kolosimo se dedica a 

hablarnos de los grandes misterios de nuestra Tierra y 

como ella aun es un completo enigma para nosotros, y 

aunque esto pareciera indicar que deja sus temas 

habituales y más populares por una obra tipo National 

Geographic, no nos engañemos por que el italiano también 

toca los misterios de La Atlántida, Lemuria, el mundo 

subterráneo, el Yeti y otras criaturas y lugares misteriosos. 

En definitiva un buen libro de Kolosimo que bien vale la 

pena tener.



El libro de Peter Kolosimo lo descargan desde acá: El 

Planeta Incógnito.

Saludos.

 Portada italiana de El Planeta Incógnito de Peter Kolosimo

Portada Realismo Fantástico de El Planeta Incógnito de Peter Kolosimo


Portada Otros Mundos de El Planeta Incógnito de Peter Kolosimo






Publicado con el permiso del autor, Roland Font.




Política es la mentira elevada a la altura de una verdad generalizada

´





    En principio, se puede pensar que son dos las ideas generales que se desarrollan habitualmente, para explicar qué es la política. Por un lado tenemos las versiones académicas y la etimología del término, ya saben: polis, politeia, etc... Por otro los entendimientos populares, o dicho de otro modo, lo superficial del asunto: titulares de prensa y otros medios, mítines, conversaciones y charlas caseras o informales... Vamos a entrar un poco en una tercera vía, la nuestra, la intrasferible y la que nace de una individualidad, esa dimensión, todavía humana, que se sitúa frente al individualismo (éste, propio del autómata y/o zombi). La política es el genio que algunas personas poseen y utilizan para organizarle la vida a otras; o sea, los organizadores natos. Ejercer política es maquinar, aunque no todos los políticos maquinen. La frase "lo políticamente correcto", equivale a manipulación, a manejo de palabras, pues lo correcto es lo correcto, sea político, social, económico, etc.; y es que el fondo de lo político se ha extendido a todos los órdenes, forma parte de la educación social: hay que ser y comportarse de unas determinadas maneras, ¿te suena lo de: "eso no son maneras"? No obstante, hay educaciones y educaciones; por ejemplo, lo p. c. suele consistir en: hacer uso de eufemismos (o desinformaciones, en función de ciertos ideales, o lo que es peor, de imposiciones),  para nombrar algunos acontecimientos, o para explicar situaciones generales. Los medios de comunicación de masas son especialistas en esta técnica. Señalamos lo siguiente: "La Europa del derecho de asilo será más pequeña, como sucede ya con la del euro y dejará muy atrás una gran parte de la definición territorial: Ucrania y Turquía quedan mucho más lejos ahora. Esta crisis de los refugiados nos enfrenta a los europeos ante un momento definitorio: o la Europa de las dos velocidades o nada; es decir, la desintegración, el regreso a los nacionalismos y la irrelevancia". Éstas son las últimas palabras leídas de un artículo en internacional.elpais.com(1). Frente a eso, hay otra posibilidad, la de llamar a las cosas por su nombre. En vez de lo anterior, digamos mejor: "La Europa paternal no aumentará en población, ya que Ucrania y Turquía se mantienen en sus respectivas soberanías. ¿Hemos de elegir entre la espada y la pared?, a saber, ¿pertenecer a un supra-estado (Europa) jerarquizado (España, por ejemplo, quedaría situada, como ahora está, por debajo de otros estados), o volver a la soberanía perdida?". Otro ejemplo más, cambiemos lo de "guerra preventiva" por guerra (a secas), o por estrategia para hacer sufrir a grandes masas de población, o crímenes lesa humanidad, o genocidio, etecé

    Política es el talento de quienes saben mentir sin ser descubiertos antes de tiempo. Es también la guinda de un pastel; éste, una doctrina, una secta, un dogma...; aquélla, una porción de poder; a veces, el diminuto dulce se convierte en un adoquín (caramelo zaragozano). Política, pues, es empalagamiento. Otra definición: es una intermediación entre la "humanidad" -lo entrecomillamos porque la verdadera, la auténtica, la esencial, la genuina, no es manejable- y "ellos". Política es raciocinio extremo, estructura compleja, civilización, sociedad jerarquizada, estamental, industria, intereses comerciales, progreso tecnológico, ciencia... Política es la mentira elevada a la altura de una verdad generalizada. Política, a su vez, es un universal, y puede descomponerse en variedad de políticas: casera, de empresa, de una comunidad de propietarios, filosófica y un alargado etcétera. Ahora, sintetizamos al máximo; política es: artificio.



    "En fin, al mal sistema buen humor"     






(1) Artículo escrito por Lluís Bassets. Titulado, "La definición de Europa", 23/09/2015. 






CENSURA -Ana Muela Sopeña-



La vida se desborda en las mareas 
que nos inundan siempre con sus ritos 
y abandonamos todos nuestros mitos 
en aras de cumplir las mil tareas. 

La belleza de un reino imaginado 
se censura por almas maquiavélicas 
que adquieren el control con fuerzas bélicas 
y arrojan a otro mundo lo soñado. 

Nos prohíben la luz de la utopía 
para así convertirnos en robots 
y manejar sin trabas nuestras mentes. 

Nos hacen transitar por una vía 
mientras nos van marcando con los bots 
por unos aliens grises tan dementes. 







Remitimos al lector a una serie de poemas de tinte social (y algo más) de A. M. Sopeña:

LABERINTO DE LLUVIA




Con la autorización de Ana Muela Sopeña








Cuartelillo al ego o publicar




    No hay manera de cambiar la dinámica de este mundo que nos ha tocado vivir. Escribir en blogs, webs, etc., no sirve para mucho, para mucho que tenga que ver con cambios en la mentalidad social, porque estos cuadernos de bitácora están desacreditados en el mundo académico. Escribir ensayos que disientan con el Sistema, se traduce en que ninguna editorial con cuatro dedos de frente (o con cabezota cuadrada) los publique, porque ellas forman parte del conglomerado ortodoxo. Eso sí, puedes publicar en algunas tipo amazon, gratuitamente (le das cuartelillo al ego) -si los regalas a precio cero, te leen: la crisis llega a todos los rincones del globo-. También los puedes editar en coedición (pagas: en este universo materialista, con dinero "lo compras todo"). Un todo relativo, claro, porque en este caso (heterodoxia mental) tus libros no interesan, salvo que sean, de una manera u otra, englobados en ciertas categorías, ejemplos: conspiranoias, o frikis; con esta desinformación son marginados. Así funciona este tinglado social: "o conmigo o contra mí". El "conmigo" y el "mí" son la inercia, el mecanismo supra-inteligente y racional; el "contra", la intuición, genuinamente humana, lo que tiende a la disipación, la discriminación, el olvido, y lo que es peor, el descrédito. Así pues, solo nos queda una salida para "sobrevivir", escribir para nosotros mismos (en primer lugar), y luego para quienes con nosotros sintonicen (uno, diez, etc.) Hacerlo sin pretensiones económicas, egocéntricas o superficiales, y auto convencernos, cada día, de que lo esencial en nosotros es la individualidad: mi hogar, mi espíritu, mi patria, mi paraíso particular o lugar íntimo donde ningún gobierno esbirro, ningún organismo global mafioso, ningún sistema criminal y ninguna mentira exterior, pomposa y grandilocuente, pueden entrar en mi mente sin mi consentimiento, porque soy yo (aunque el "yo" no existiera en realidad y se tratara de una ilusión, o no fuera posible una explicación que con exactitud lo defina) quien decide, con libertad auténtica, no aparente (esa que es proyectada a base de manejos y adoctrinamientos milenarios). 

  Escribir poemas tampoco transforma mentalidades enclaustradas, pues el poema requiere metáforas y otros recursos retóricos, en algunos casos estructuras complejas, y aunque algunos suelen construirse con lo denominado "verso libre", al final no es tanta la libertad (aparente) con que el escritor de poemas comunica sus inquietudes, intelectuales cuando así son. Por ejemplo, cuando pretende comunicarle al lector potencial, a través de sus versos, que la globalización es una tiranía encubierta, lo expresará de una manera más o menos elegante, más o menos rítmica, con mayor o menor grado de belleza, pues en su esencia germina la armonía y el gusto por lo formal. Le grita al mundo, sí, su desencanto, con pulcro estilo, pero al "monstruo" le importa "tres pepinos": engulle todos y cada uno de los poemas como si de simples aperitivos se tratase; no necesita enmascararlos, ya lo hace por él el propio autor... En definitiva, esta civilización antiquísima nos supera, a cada individuo particular, a cada grupo minúsculo organizado, a cada asociación, a cada partido político..., y en estos tiempos, a cada nación (en teoría, soberana). No hay nada que cambiar, pero sí hay algo que descubrir; nuestra intuición: la llave del éxito individual, del verdadero, lo otro son fuegos de artificio o aquello que se enfrenta a lo natural, y la naturaleza en el hombre es encubierta con técnica, tecnología puntera, desinformación y un largo etcétera de pequeñas, medianas y grandes manipulaciones.



    "En fin, al mal sistema buen humor" 







  

La palabra manipulación



Existe una palabra "delicada".
Es "manipulación", y puede ser
maniobrada a su vez, interpretada
por algún erudito del saber.

En el mundo académico se enseña,
desarrollar discernimientos hondos.
En informe, o en glosa, o en reseña,
la forma predomina sobre fondos.

Hay frases contundentes, por ejemplo;
"la manipulación de masas": hende
heridas. La tendencia es solapar

la testa bajo el ala; cae un templo,
o se explosiona en cólera... o pende
un hilo de odio y rabia... a la par.





¿Hay una nueva dictadura universal?




    Pensamos que no hay un nuevo orden a nivel mundial: qué más quisieran algunos. Hay, eso sí, muchos fuegos de artificio, sobre todo en la Red. Para llegar a esta conclusión hemos iniciado nuestras reflexiones desde el punto idóneo: nosotros mismos. Primera pregunta que surge, ¿siento que pertenezco a un nuevo orden mundial posesivo?, la respuesta es tajante: no. No porque no observe a  mi alrededor, en especial en las calles, nada diferente en lo básico, que me haga pensar en ello. No me siento afectado por nada distinto, veo muchos coches (como antes), veo gente a mansalva (como antes), escucho las mismas conversaciones (que antes escuchaba), incluso me percato de que ahora se atisba a más personas pegadas a un teléfono móvil -a pesar de este cambio llamativo (éste sí conmueve), poca es la afección que siento, y es posible que otros, acaso muchos, o tal vez la mayoría, sí adviertan dicho nuevo orden, en positivo o en negativo-. Posible explicación a lo dicho: no vemos televisión, no leemos periódicos, no sabemos lo que dicen los políticos..., ni falta que hace. Vivimos de espaldas a todo eso. Así pues, opinamos desde otra dimensión, ya se sabe aquello de, "hay muchos mundos, pero todos están en éste".

    No hay un nuevo orden, para nosotros al menos; mejor dicho, en nuestra mentalidad, y a fin de cuentas es lo que nos importa. No hacemos caso a lo que pueda proclamarse -a bombo y platillo, o eufemísticamente, o a base de mensajes subliminales, o en ciertas coyunturas y de manera descarada- en los medios tradicionales (de tarde en tarde, de algo te enteras, por intermediación, por filtración), ni lo que reclamen o denuncien las fuentes llamadas conspiranoicas, frikis, etc..., nos guiamos por las sensaciones propias, y pregonamos que nanai, que no hay ordenación planetaria que valga. ¿Una tercera guerra mundial? ¿Un conflicto preambular entre Israel y los países árabes? ¿Una pérdida paulatina de la soberanía de las naciones? ¿Un gobierno en la sombra? ¿Una CEE o delfín de otro organismo superior en ciernes? ¿Un microchip subcutáneo a cada hijo de vecino a la vuelta de la esquina, como último paso para la retirada del dinero moneda y papel? ¿La llegada de un mesías salvador del mundo, observado en espectáculos cenitales, mediante técnicas holográficas (encubiertas a las masas enfervorizadas)? ¿Unas fuerzas de seguridad del Estado -¿nunca mejor dicho, teniendo en cuenta que ya no ofrecerían protección al ciudadano (sino a un estado), ni a una nación, porque ya no sería tal (soberanía nula), sino una región perteneciente al referido nuevo orden mundial?- violentas en extremo, intimidatorias sumas? ¿Los seres humanos se convertirían, finalmente, en individuos sociales automatizados, sin poder mental autónomo, pues estarían manipulados por los cuatro costados? ¿En ese manejo estarían involucradas inteligencias suprahumanas desde hace milenios? ¿En definitiva, y para no desviarnos más de la cuenta, el mundo sufriría el gobierno de una tiranía global?

    No, todo eso son fantasías, ganas de inculcar temor a la población, imposibles, sinsentidos, locuras, etc. Tengo trabajo, vida privada, horas de ocio, puedo gastar mi dinero en lo que quiera, pasear libremente por las calles de mi ciudad, escribir lo que me apetezca en este blog y en otros sitios, sin tapujos, sonreir, abrazar, llorar, zanganear, viajar por mi país, España, y por otros, para conocer a otras gentes, y sobre todo soñar con un mundo mejor. Nadie tiene el poder de arrancarme de mis sueños, y en mis sueños no hay lugar para el sufrimiento, las guerras o genocidios, la sangre, la muerte, el odio, el hambre, la miseria, ni el miedo. Las confabulaciones oscuras mundiales, en el caso de que existan (ni lo negamos ni lo afirmamos), no alterarán nuestras ilusiones humanas; es más, no lograrán sus objetivos jamás. En el horizonte, un mundo feliz (sin metáfora huxleyana), bello y natural (como el de la imagen).   








Las teorías de control mental y técnicas utilizadas por los medios de comunicación -Tony Fernández Reyes-

      Tony Fernández Reyes: hemos leído este artículo de él y nos ha parecido gratificante, porque llama a las cosas por su nombre; por ejemplo, "medios de comunicación o manipulación de masas". Otros temas podrás leer aquí: simbolismo oculto, mensajes captados por lo que él llama pensadores de élite, y mucho más. No te lo pierdas:

Las teorías de control mental y técnicas utilizadas por los medios de comunicación




Los medios de comunicación es la herramienta más poderosa usada por la clase dominante para manipular a las masas. Le da forma y moldea las opiniones y actitudes, y define lo que es normal y aceptable. Este artículo analiza el funcionamiento de los medios de comunicación a través de las teorías de sus principales pensadores, su estructura de poder y de las técnicas que utiliza, con el fin de comprender su verdadero papel en la sociedad.



La mayoría de los artículos que he puesto en Simbología no tan oculta discuten el simbolismo oculto que se encuentra en objetos y lugares de la cultura popular. De estos artículos surgen muchas preguntas legítimas relativas a la finalidad de los símbolos y de las motivaciones de aquellos que los colocan allí, pero es imposible para mí dar respuestas satisfactorias a estas preguntas sin mencionar muchos otros conceptos y hechos. Por lo tanto, he decidido escribir este artículo para proporcionar la base teórica y metodológica de los análisis presentados, así como la introducción de los principales estudiosos del campo de la comunicación de masas. Algunas personas leen mis artículos y piensan que estoy diciendo "Lady Gaga quiere controlar nuestras mentes". Este no es el caso. Ella es más que una pequeña parte del enorme sistema que es los medios de comunicación

La programación a través de medios de comunicación de las masas son métodos diseñados para llegar a la mayor audiencia posible y hacer mella tanto en su consciente como en su subconsciente. Ellos disponen de televisión, películas, radio, periódicos, revistas, libros, discos, videojuegos y, por supuesto Internet. Muchos estudios se han realizado en el siglo pasado para medir los efectos de los medios de comunicación sobre la población con el fin de descubrir las mejores técnicas para influir en él. De estos estudios surgió la ciencia de la comunicación, que hoy en día se utiliza en el marketing, las relaciones públicas y la política. La comunicación de masas es un instrumento necesario tanto para asegurar  la funcionalidad de una gran democracia, como también puede ser una herramienta necesaria para una dictadura. Todo depende de su uso –como todo-. En el prefacio de  A Brave New World (Un mundo feliz), Aldous Huxley pinta un retrato más bien sombrío de la sociedad. Él cree que es controlada por una "fuerza impersonal", una elite gobernante, que manipula a la población mediante diversos métodos.



"Las fuerzas impersonales sobre las que no tenemos casi ningún control parecen estar empujando a todos nosotros en la dirección de la pesadilla de un mundo feliz, y este empuje impersonal está siendo acelerado conscientemente por los representantes de las organizaciones comerciales y políticos que han desarrollado una serie de nuevas técnicas para manipular, en el interés de algunas minorías, los pensamientos y sentimientos de las masas ".


- Aldous Huxley, Prólogo a Un mundo feliz

Su sombría perspectiva no es una simple hipótesis o un delirio paranoico. Es un hecho documentado, presente en los estudios más importantes del mundo en los medios de comunicación. Éstos son algunos de ellos: 

EL LENGUAJE DE LA BESTIA -LA GAZZETTA DEL APOCALIPSIS-



      LA GAZZETTA DEL APOCALIPSIS: un sitio web que hemos descubierto y que nos ha dejado buen sabor de boca, así pues, no te lo pierdas, al final hay un enlace que te lleva hasta allí. Ahora te dejamos con un artículo para reflexionar acerca de cómo se ve el mundo que vivimos, pero que a menudo no entendemos del todo. Puede dar miedo en principio descubrir una cuantas verdades, pero ya sabéis aquello de "la verdad os hará libres", y agregamos, libres sin miedo..., a pesar de las imágenes tan espectaculares...


       EL LENGUAJE DE LA BESTIA



Comp 1_00000
La Bestia habla.


Tiene un idioma propio.

Esa bestia, a la que llamamos Sistema, tiene una presencia cada vez menos abstracta: ya empieza a ser un ente con unas características bien definidas y reconocibles.

Y una de ellas es un lenguaje propio, con unas lógicas propias y con una intencionalidad final concreta.

Un lenguaje que ha sido inoculado en nuestras mentes y que nos ha programado a todos sin que nos demos ni cuenta, para que seamos partícipes directos de la eliminación de nuestra propia identidad individual y de nuestra conversión en meras piezas de la maquinaria.

Como hemos dicho con anterioridad en otros artículos, el Sistema actúa como si fuera una especie de maquinaria psíquica, que está instalada en nuestras psiques, programando todas nuestras acciones de forma semi-inconsciente.

depiction-of-head-with-gears-in-brain-area-large

Es muy difícil identificarlo correctamente, pues no tiene nombre, ni cara, ni cuerpo, ni podemos hacernos una imagen clara de él; se refleja en todas nuestras expresiones culturales, en lo que creemos que son nuestros anhelos y sueños, en nuestras leyes, en nuestras creencias e ideologías.

Solo podemos detectar su presencia poderosa y omnisciente en los resultados, constatando que efectivamente está ahí, oculto en cada gesto y en cada uno de nuestros actos, dirigiendo la orquesta humana desde las sombras del inconsciente colectivo…
Pero desde hace un tiempo, relativamente corto, ha dado un salto adelante.
Ha salido de las sombras y ha empezado a hablar con una voz propia cada vez más reconocible.
El suyo es un lenguaje explícito, frío y eficiente…pero también es extremadamente sincero: nos dice, sin ambages, que no nos considera seres humanos individuales, sino simples números, susceptibles de ser sumados, restados o borrados en cualquier momento.
Lo podemos percibir en la profusión de lenguaje estadístico que inunda nuestras existencias y que nos ha convertido a todos en cifras abstractas parametrizables.
Un ejemplo claro de como ese lenguaje está calando en nuestras mentes y en nuestra visión del mundo y de la realidad, lo podemos encontrar en los medios de comunicación y más concretamente al escuchar cualquier noticiario televisivo.
tvdees


Hiroshima y Nagasaki -Óscar Distéfano-





Homenaje a las casi 240.000 víctimas fatales de Hiroshima y Nagasaki, ciudades que sufrieron ataques nucleares los días 6 y 9 de agosto, respectivamente, de 1945.


Porque ya no le queda fe,
porque su cuerpo humea,
una boca —rojos los dientes— indulta a los dioses
—una boca, todas las bocas, mi boca—
el infierno antes de tiempo,
el niño en sangre, extraviado entre escombros,
la madre sin cocina, sin tarea, sin despertador,
el padre buscando el suicidio,
la ciudad en llamas plegada sobre sí.

Un pájaro interroga al dios de los pájaros: por qué
el aire se inflama hasta el cielo, por qué
los nidos se achicharran, por qué
la hierba se calcina de súbito, por qué
el apareo ya no es posible
hasta los próximos cincuenta años. ¡Por qué!

Una niña, colegiala feliz,
no sabe nada y llora, desnuda llora, llora
el amor por su muñeca,
el corazón carbón de su muñeca,
y nada sabe y llora y sólo nada sabe
de esa lluvia fea, agua polvosa y gris, y llora
segundo a segundo a segundo
todo lo que fue su mundo.

En bosques bien cuidados
se cazan mariposas al otro lado de la tierra.
En campos de golf onerosos
se relajan los ideólogos de la victoria.
En alegres tertulias se deleitan los tímpanos,
en las casas tranquilas
envejecen las viudas de soldados.

Sigue el curso de la vida, sigue y sigue,
sigue la mágica restauración, ya sólo
quedan los cuerpos sin suplicio, sin rostros, sin nombres,
queda el alma en la calma del arma mortal,
sólo el consuelo de la eternidad.

Ay, esta culpa hereditaria, cómo duele.
Ay, los monstruos que somos, cómo duele.
Ay, nuestros espíritus horribles con traza
de crueldad recurrente, cómo duele.
Ay, las imágenes interminables
de la carne apretada en racimos bajo la muerte, cómo duele.

Hoy se oyen voces entonando
en los medios del orbe
venerables noticias de progreso y civilización.

. . . los seres humanos, los victoriosos sapiens, somos
los elegidos de Dios, los indomables del Diablo, somos
lo que más nos gusta hacer, el juego que más nos distrae, somos
matarnos todo el tiempo, crónicos jugadores, somos
los inmortales hominoideos. Somos . . .






Con el permiso del autor (Óscar Distéfano)



Su sitio poético: Esencia de la búsqueda