Sentencia:


"Cuando pronuncias, piensas, intuyes o escribes "JesuCristo", te quitas de un tirón a los demonios de encima". Para comprender bien esto, te recomendamos leer:


"Nuestra búsqueda de la verdad es constante (por etapas), y el inconformismo e imperfección humanos nos deja cerca de una realidad: lo que hoy damos por bueno, tal vez mañana lo eliminemos, de este sitio y de nuestros principios"

Saludos a quienes nos ven desde: Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Austria, Bangladés, Bélgica, Belice, Bolivia, Bosnia-Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Cabo Verde, Camboya, Canadá, Chequia, Chile, China, Colombia, Corea del Sur, Costa de Marfil, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Egipto, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, Estados Unidos, España, Finlandia, Francia, Georgia, Ghana, Grecia, Guatemala, Honduras, Hong Kong, Hungría, India, Indonesia, Japón, Kenia, Irlanda, Israel, Italia, Letonia, Líbano, Malasia, Malta, Marruecos, México, Nepal, Nicaragua, Noruega, Países Bajos, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Polinesia Francesa, Polonia, Portugal, Puerto Rico, Reino Unido, República Checa, República Dominicana, Rumanía, Rusia, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Tailandia, Taiwán, Túnez, Turquía, Ucrania, Uruguay, Venezuela, Vietnam...


COLABORACIÓN MUTUA

En esta nueva etapa del sitio... podemos insertar tu obra: plástica, relato, novela, ensayo -si la temática es disidente (no necesariamente), heterodoxa, etc.-, por entregas..., y poemas (de todo tipo)... Otros poetas (Ana Mª Espinosa, Belquis Castillo, David González, Kety Alejandrina Lis, Laura Giordani, Luis Antonio de Villena y Víctor Gómez Ferrer) han intervenido aquí hace años. Muchas gracias a todos.



Apropiación -La antorcha de Kraus-



      La antorcha de Kraus: entra en el enlace que hay al final y no te pierdas la lectura de microrrelatos. En este se mezcla lo narrativo, lo poético, lo psicológico, lo imaginario...



Recuerdo vagamente haber leído poesía antes de dormir. ¿Poesía de poeta hombre o de poeta mujer?, pregunta Walden. Yo le digo que eso es lo de menos, aunque no lo recuerdo, que una poesía en la que entras no es un poeta sino una estancia. Tampoco una habitación, sino un territorio. Pero ¿tenía efecto relajante o te narcotizó?, insiste Walden. No fue ese tipo de sensación. Un texto que entra en ti deja de ser algo espacial para ser reflejo, el espejo donde te ves no sólo en lo que eres sino sobre todo en lo que aún no has llegado a ser. Pero eso sería una bola de cristal, dice el otro. No, una bola de cristal es un truco, digo yo. Pero ¿acaso la poesía no es también un subterfugio? Puede que algunos poetas la entiendan así y haya lectores que la acepten. Pero para mí, que leo despacio y releo es porque siento que me aproximo a otro ser que o soy yo o he sido yo o aún anhelo serlo. Tal vez todo ello. Llega un momento en que las palabras de la poesía me desnudan y toman mi cuerpo. La voz del poeta, si pudieras escuchar su recitación,  podría ser decisiva para situarte, juega conmigo Walden. En eso estamos. Mientras, ¿acaso cuando leemos no fingimos una voz imaginaria? ¿Acaso no hay una apropiación del sentido del poema cuando lo recitamos? ¿Acaso no somos por un instante nosotros ese poeta, recordemos o no su nombre?



Enlace: La antorcha de Kraus


(con el permiso de la autoría)


Lo que no sirve: votar





    Votar no sirve para nada, o lo que es lo mismo, sirve para algo, entre otros motivos para mantener a "los políticos" en el poder, un poder relativo, porque un gobierno gobierna con las consignas de unos jefes, que no son precisamente sus votantes. Votar sirve, ya que el elector es servidor del sistema, un sirviente, un esclavo (porque esclaviza). Decir "para nada" equivaldría en este contexto a "para lo oculto", ¿qué es lo encubierto aquí?, tal vez los verdaderos poderes, los de facto. Como vivimos en un mundo capitalista extremo, neoliberal agudo y crónico, no es difícil adivinar quiénes son dichos factos: factores que desequilibran, ordenan, mandan, crean crisis, las solucionan, abren brechas, a veces pequeñas, suficientes para agrietar grandes piedras; otras, enormes, capaces de desencadenar guerras y millones de muertos y colas de cometa, repletas de víctimas; en definitiva, son los amos del planeta, no porque les pertenezca por alguna ley natural o divina, sino por descaro, crimen, genocidio, psicopatía y un sinfín de lindezas. La humanidad es gobernada, no por los gallos con crestas relucientes, actores presuntuosos enfermizos que estos días saldrán una y otra vez en los mass media, sino por quienes habitan en un lugar llamado "nada" (el subrepticio país del engaño); los inhumanos.

    Votar, a fin de cuentas, es una pérdida de tiempo(*). Todo seguirá igual o peor: mismas mentiras, mismas promesas, misma (o peor) esclavitud, mismas caras (aunque cambien unas por otras, la expresión será idéntica, y la actitud, y el discurso, etc.). Se les verá a todos tan contentos, "ganadores", "perdedores" (pues todavía siguen en el "candelabro"), o los que pegan fuerte porque entran en escena como elefantes en cacharrerías. Se vuelve a la monotonía, a "lo uno", lo único, el bipartidismo tedioso, la panacea democrática, el pan para hoy y hambre para mañana; pero no perderemos la esperanza, la ilusión, la calma y todo aquello que nos sitúe vs. miedo; al contrario, cada día seremos más energéticos. Nada va a cambiar (para mejor) en el Laberinto, en cambio el universo ya es otro, cuando se juega al juego de votar por nosotros mismos, cada día, cada instante, cada intuición.  



(*) ¿Qué es lo más sagrado que un ser humano tiene?; sin dudarlo: su tiempo, que no es otra cosa que el movimiento (físico, psíquico, intuitivo, instintivo, racional..., o mente integral), o dicho con palabras más sintéticas: la existencia.






Monólogo -la dame au chien-




Qué sabe nadie de nuestro sufrimiento. No saben pero bien lo causan. Echan tanta leña al fuego. Por qué tenemos que vivir conforme a sus reglas. El chico merecía que le dejara la bici en condiciones. No es como los otros. Se le nota en la mirada, en la actitud. No me ve como el pobre hombre que dicen los demás que soy. Si este chico estuviera aquí todo el año probablemente sería de la misma ralea. No sé. Es difícil saber si uno es como es por su propia naturaleza o por el influjo de los demás. Me pregunto si se acordará de mí cuando se vaya. Si me cae bien no es por su familia. Ni su familia ni las demás del barrio son justas conmigo. Pusilánime: eso es lo que me llaman. El chaval no. Él es tan diferente. Está siempre pendiente de mis palabras. Observa los trabajos que hago. El otro día me dijo que podía enseñarle a arreglar bicicletas. Le contesté que este oficio no lleva a ninguna parte. Él no se mete en mi vida. Me habla de la ciudad de donde viene a pasar todos los veranos. Una ciudad del sur de la que yo no había oído hablar mucho. Allí son otros aires. Puede que haya de todo, pero tanta hipocresía como aquí lo dudo. Cuánto oprobio, disimulado con parabienes falsos y acompañado de sonrisas y chanzas, hemos tenido que aguantar. Qué saben ellos de lo que mi hermana y yo hemos padecido. Ser diferentes no estuvo bien visto nunca. Tener que aparentar y vivir una vida en secreto es duro. No se hacen idea. Ser consecuentes con nuestro fuero íntimo ha sido también nuestra condena. ¿Se podrá llegar a vivir alguna vez como uno quiera? Tanto ocultar nuestras creencias sobre la vida y sobre los sentimientos pesa demasiado. Esta tensión entre preservar nuestra intimidad y tener que mostrar por ahí otra cara desquicia. A mí se me da mejor; a ella no. Cuesta dejar a salvo la creencia más profunda: la de la atracción, la del deseo. Nuestra supervivencia hubiera sido más cómoda si no hubiera ocurrido lo del hijo. Desde que mi hermana tuvo el niño y a continuación dejó de tenerlo todo ha sido tormento. El niño que ambos deseamos pero que era imposible reconocer. Qué saben todas las familias de por aquí. Ella no pudo con la presión. Se aisló para protegerse de los demás pero no pudo hacerlo de sí misma. Luego las habladurías. Es fácil llamar loco a alguien. No te adaptas a lo estipulado y estás loco. Se admiten las rarezas si cumples sus preceptos. Si no lo haces, los otros dan por hecho que has traspasado el margen de la cordura. Como si ellos pudieran hablar en voz alta. Pueden porque mandan, no porque les asista la razón. Dicen que ha desaparecido. Mi hermana dejó de estar hace mucho tiempo. Su mente la secuestró. Su alma la devoró en la oscuridad. Para la autoridad y los vecinos es ausencia. Que lo sigan creyendo.




la dame au chien



(con el permiso de la autoría)

No sabrás qué sienten los poetas -Adrián Pérez Castillo-





NO SABRÁS QUÉ SIENTEN LOS POETAS


No sabrás lo que sienten los poetas

cuando el crepúsculo sacude el llanto

que reflejan los ojos de la noche,

cuando el mar se estremece con sus olas

y una voz agoniza en el silencio

de cada náufrago que entierra el alma

por las oblicuas luces del cemento.

No sabrás lo que sienten los poetas

que caminan por campos solitarios

mientras embriaga el aire el pensamiento

mecido entre partículas de tierra,

entre hojas caídas con el luto

que se agolpa en los párpados sin sueño,

en el profundo pubis de los árboles

que extienden sus relámpagos de lluvia

por la arena, esa misma arena fértil

que albergará los versos nunca escritos

por la pluma del cuervo que recorre

el blanco corazón de las sandías

cuando sufre un agosto sin el agua.

No sabrás lo que sienten los poetas

cuando llega el ocaso de los besos,

y una luz se marchita junto al iris

por cada sorbo añejo de esperanza

que se esfuma en un vaso de ginebra,

cuando ciñen su alma en el silencio

de cada nube, cuando se estremecen

por los pájaros muertos, por la lluvia

que acompaña en sus noches sin destino

mientras muere el neón como una estrella.

Nunca sabrás qué sienten los poetas

cuando una lágrima recorre el rostro,

y el corazón se oprime en dos abrazos,

en la aurora invernal de un aeropuerto.






Adrián Pérez Castillo


(publicado con el permiso acostumbrado)



Datos facilitados por el propio autor:

"El poema pertenece al libro "Un pastor ante la muerte" Ediciones 4 de

Agosto de Logroño 2010 IBSN: 978-84-96686-43-4".




Enlace a su página y otros:



MoVIMIENTo del HombrE (El Cairo) -1ª entrega-




    Son dieciséis fotografías, tomadas en El Cairo, que tratan de mostrar el movimiento, es decir, aquello que ha girado, avanzado, reculado, o simplemente surgido de improviso, junto a lo estático. Se muestran en blanco y negro, con sus diferentes gamas de grises, más luces, sombras y contrastes. No importa la nitidez, ni de rostros, ni de cuerpos, ni de cosas, sino la sugerencia de que algo se mueve en el espacio. Dicho en el idioma de los gatos: lo que se intuye. Se captan instantes de vida, pero no quietos y pasmados, sino abiertos y activos. Lo que interesa es lo energético, consciente o subconsciente, dirigido o espontáneo, natural o artificioso. 




    El pie de una mujer se sincroniza con la pata de un burro. Al unísono avanzan hacia el futuro inmediato. El viento agita palmeras y trae a las calles universos de partículas móviles, respirables e invisibles (salvo que el Sol decida mostrarlas) provenientes del desierto. Un fundirse Oriente con Occidente se desplaza.




    Se ha congelado un hombre, antes de poner su pie sobre el último peldaño de una escalinata, por respeto a la Gran Pirámide. Dos personas lo acompañan, en silencio y en paralelo. Se encaminan hacia el pasado y hacia el futuro: contenidos en un continuo ahora o instante o captación o movimiento mental (vuestro o nuestro). Lo natural es multiforme y perfecto (la arena), lo artificioso es geométrico no exacto, y el hombre se expone a situarse en el centro: lugar de incertidumbres.




    Cinco chavales caminan junto a rocas ciclópeas y básicas: raíces de su niñez, de la pirámide, y de civilizaciones. Sobre una meseta rocosa en el Valle de Giza descansa un peso extraordinario. Se amontonan años, siglos y milenios. Cada sillar es único, y colocado milimétricamente para aportar, como eslabón, un tic en el paso disimulado del tiempo o reloj eterno o cadena del misterio.




     Un árbol extiende sus tentáculos, dirigido por el viento, en dirección  al reino mineral: una gema piramidal (de yeso, caliza, granito y arena) que ocupa, como superficie, una área de base aproximada de cincuenta y tres mil metros cuadrados. Dromedarios y caballos danzan sobre un escenario apoteósico, donde el sol y la mano del hombre dirigen la puesta en escena.






La Sociedad y el Individuo -Daniel Aragón Ortiz-



III. LA SOCIEDAD Y EL INDIVIDUO


Hércules contra Hidra representa la lucha del disidente

El individuo tiene por sí mismo mucho que ofrecer a la sociedad. Yo soy anti-totalitario en la medida en que deseo el pleno desarrollo del individuo. Pero al individuo es lícito exigirle compromiso con la misma sociedad que permite su realización; es gracias a todo un esfuerzo colectivo que el individuo tiene las herramientas para desarrollar su egoísmo, ya se trate de un «egoísmo egoísta» o de un «egoísmo generoso». Que uno debe pensar en su propio interés, desde luego, pero sin olvidarse de nada ni nadie y sabiendo cuál es su verdadero y necesario interés. Una persona sanamente egoísta debe pensar que el individuo válido es la excepcional individualidad en sociedad, que no hay nada más noble que el compromiso con el grupo e interactuar con dicho grupo: el interés es mejor cuando es recíproco. Por lo tanto, el egoísta egoísta es un ser despreciable al que no le importa los demás mientras esté bien cubierto. Éste tipo de hombre busca, como consecuencia, un interés o beneficio carente de reciprocidad: se aprovecha de los demás sin ofrecer nada, cuando un acto generoso consiste en que dos partes se beneficien mutuamente persiguiendo su propio interés. Por ejemplo, ¿qué beneficios dan los bancos? Ellos no son productivos por sí mismos, ellos sólo producen del dinero… ¡del trabajo de los demás! o del que se inventan.


Por otro lado, una cosa es ser egoísta y otra muy distinta es ser soberano, aunque ambas pueden conjugarse. El egoísta (ya hablemos del egoísta o del generoso) es aquel que o bien se rige por intereses propios materiales o bien por concepciones metafísicas: el ser único, la particularidad. O bien puede regirse por los dos. Sin embargo, en el soberano es inherente el dominio de sí y la voluntad: voluntad y dominio de sí son corolario. Así pues deduzco que existen dos modelos de egoísmo egoísta y de egoísmo generoso, ambos con sin soberanía. Y ¿por qué con o sin soberanía? El egoísta no siempre percibe el interés que reclama de sus propias acciones. Digamos que existe un egoísta no consciente, un egoísta que no llega a ver en su “generosidad” egoísmo, es decir, un enriquecimiento personal. Sin embargo, ese otro egoísta soberano, ya sea egoísta egoísta o egoísta generoso actúa a voluntad conociendo su interés, es decir, siendo consciente de lo que da y de lo que pretende recibir. TODO LO QUE HACEMOS, DE UNA U OTRA FORMA, LO HACEMOS POR NOSOTROS MISMOS, PORQUE NOS GUSTA SER GENEROSOS CON NOSOTROS MISMOS: NADA NOS GUSTA MÁS QUE SER GENEROSOS CON NOSOTROS MISMOS. POR OTRO LADO, NADA MÁS BELLO QUE SER PARTE DEL INTERÉS DE OTRO ALGUIEN: EL INTERÉS ES AMOR, GENEROSIDAD, EGOÍSMO... ES TODO JUNTO O POR SEPARADO O COMBINADO.


¿Son todas las manzanas iguales?

Y no nos dejemos confundir con ciertos detalles aparentemente desinteresados. Posiblemente nuestros padres parezcan desinteresados porque nos alimentan o nos dan cobijo. Pero no es así, todo lo que ellos dan es por su propio interés, por la satisfacción que les proporciona ver a sus hijos felices y seguros y su obra realizada, se trata de un interés necesario, generoso y noble. 

Muchos también pensarán que el amor es desinteresado, que es darlo todo por nada o al menos sin esperar nada a cambio. Mentira. El amor es en sí egoísta y totalitario y si no no es amor. Es por amor que alguien lo quiere todo de otro alguien. Que en la locura del amor existan personas que sean capaces de perderlo todo, incluso la vida, por poseer a otro ser en cuerpo y alma (como se dice, ¿veis lo totalitario del amor ahora?) sólo demuestra hasta dónde es capaz de llegar una persona por pura locura egoísta; demuestra igualmente lo inconsciente del egoísmo, lo fatales que son las posesiones idílicas o celestiales: nada peor que estar enamorado del amor.


El egoísta que muere por amor porque lo quiere todo para sí de una persona es, salvando las distancias, como aquel que lo pierde todo apostando a los caballos y se ahorca en su habitación de hotel. Uno porque no posee lo que desea, el otro porque ha perdido lo que poseía y no puede poseerlo más, pero ambos por impotencia y porque sólo pensaban en el tener todo o más para su goce personal.


Así que veamos en todo un interés, veamos en todo un egoísmo, ya sea generoso o egoísta, y así entenderemos mejor las relaciones humanas, sociales, políticas, etc., y desconfiaremos de tanto buenismo.



Daniel Aragón Ortiz

. . .


Contexto y enlace a fuentes:

REFLEXIÓN SOBRE LA FILOSOFÍA Y LA ACTITUD EGOÍSTA

LIBREPENSAMIENTO REVOLUCIONARIO

(con la aprobación del autor)



La insoportable levedad del zombi -Marcelo Espinel-




Antes que nada veamos lo que entendemos como zombi social. El zombi original, el que aparece en las pelis, es alguien que una vez muerto resucita, ya sea por los artilugios de un hechicero o por las demandas del virus que lo defenestró. Los dos tienen una característica en común: carecen de voluntad propia, en el primer caso funcionan bajo la voluntad del hechicero que los resucitó y en el segundo sirven a la voluntad del virus que los invadió y provocó su muerte y posterior resurrección.
El zombi social es aquel individuo que come, excreta, duerme y se desenvuelve en lo cotidiano pero sin ningún tipo de voluntad propia, y es movido por las necesidades de su organismo fisiológico en lo que respecta a lo básico: comer, dormir, excretar ,etc, y por el virus inoculado desde la información que recibe y absorbe sin cuestionarse absolutamente nada, o sometido a la voluntad de los hechiceros que aspiran a obtener poder matando la creatividad y la capacidad de cada individuo desde la infancia para que una vez adultos “resucitarlos” y así crear una legión de zombis que sirvan a sus oscuros intereses.
Tres características básicas son las que definen al zombi social: la falta de memoria propia,  la incapacidad de cuestionarse nada y la reproducción de opiniones que son solo la vocalización de grabaciones que el hechicero implantó en su cerebro.
1. La falta de memoria propia o como se mata la memoria y se implanta una ajena en el zombi.
La memoria es la capacidad que tiene un aspirante a ser humano para recordar situaciones pasadas, relacionarlas con las presentes y así  poder influir en las situaciones futuras. Es una herramienta muy útil a nivel evolutivo pues permite que a partir de la experiencia previa se puedan crear mejores condiciones de vida. La memoria funciona en varios niveles, hay una memoria biológica que permite al cuerpo realizar todas las funciones necesarias. Hay una memoria en el cerebro donde queda recogido cualquier sonido, palabra o idea que se haya escuchado alguna vez. Esta última memoria maneja cantidades ingentes de datos y ello es posible porque los tiene almacenados en diferentes niveles, de no ser así la memoria colapsaría. El nivel más activo o más exterior y actualizado es el que tiene que ver con todo aquello en lo que esté inmerso el pensamiento. Pensamos algo y el cerebro realiza conexiones interiores y extrae los datos que están almacenados en otro nivel. Este proceso es rápido pues la información secundaria no se busca de forma completa sino por medio de asociaciones, es como si tuviéramos un mecanismo de auto completar muy similar al de los buscadores de Internet.
Luego tenemos la memoria emocional que incluye todo aquello que nos ha causado placer o dolor. Si quieres implantar una memoria ajena en alguien el primer paso consiste en atrofiar la memoria original para que sea imposible acceder a sus datos, y eso es muy fácil si estás presente en el crecimiento de ese individuo desde su temprana edad. Lo primero que debes de hacer es procurar que los datos queden almacenados de forma caótica de tal manera  que dificulte el acceso posterior.
Con respecto a la memoria del cerebro, lo que se refiere a pensar, es muy sencillo, atiborrarlo de información que no sea procesada ni entendida por el pensamiento, que sea un bombardeo de palabras que tengan el vinculo menos posible con algo que pueda ser sentido o despierte cualquier emoción, pues así será mas fácil sepultar los datos a niveles profundos y muy difícil el acceder a ellos a través del auto completar ya que impidiendo las analogías impedimos que puedan establecerse relaciones a otros niveles que posibiliten el acceso a datos pasados guardados en la memoria. ¿Y como podemos acceder al pequeño aspirante a zombi social para atiborrarlo de información?. A través de la escolarización y cuanto mas temprana mejor. Lo inundamos de información y además le exigimos que nos la repita para evaluarlo, así conseguimos  que se olvide de todo. Ya tendremos tiempo de implantarle nuestra memoria  por medios mas sofisticados.
En lo que respecta a la memoria del cuerpo es mas difícil que podamos manipularla, el cuerpo es mas viejo y sabio que nosotros, cualquier intento de manipulación fracasaría irremediablemente. Pero podemos actuar de forma indirecta, ya que no podemos manipular el cuerpo del pequeño aspirante a zombi si podemos alejarlo de su propia percepción corporal. que aprenda a no escuchar a su cuerpo, que lo relacionado con su cuerpo tiene muchas partes intrínsecamente malas. Lo bombardeamos con la apariencia externa, con el culto a la superficie del cuerpo, cuanto mas desconectado quede de lo sustancial mejor. Que se mire al espejo y que se quiera o se desprecie, da igual, lo mas importante ya lo hemos conseguido, que lo único que le importe de su cuerpo sea la apariencia. Según vaya creciendo es muy sencillo profundizar en esa separación entre interior y exterior, tenemos medios de sobra para conseguirlo y herramientas muy poderosas, es el momento de los mitos sexuales, de recalcarle más lo externo, de enajenarlo totalmente de sí mismo. Tenemos medios audiovisuales de sobra, televisión, revistas, folletos, literatura basura, no se nos va a escapar por ningún lado. Si manipulamos a nuestra conveniencia su poderoso impulso  sexual en su fase de mayor emergencia podemos hacer arte, ya casi tenemos preparado el futuro zombi. Ahora solo hace falta rematar lo poco que quede de humanidad en él para que luego podamos resucitarlo ya convertido en un zombi de pleno derecho.
Es el momento óptimo para manipular sus emociones, ya en su crecimiento lo hemos ido identificando emocionalmente con las ideas de patria, banderas, cultura,  equipo de fútbol, etc. Es tan sencillo, podemos hacerlo a través del deporte, de campamentos, de mil formas, aprovechando su adolescencia  y su necesidad de identificarse, de verse reflejado en esa etapa tan confusa. Luego llega el momento cumbre, con su emergencia sexual viene la necesidad de ser aceptado, de ser incluido en círculos nuevos. El modelo social que hemos implantado hace casi todo el trabajo. Los zombis que ya hemos creado nos van a facilitar la afiliación social de los nuevos aspirantes. Ahora podemos crearle falsas necesidades, de eso se encargan los grupos de zombis sociales que ya forman parte de nuestro ejército. Ya solo falta rematarlo y tenemos la última arma, la definitiva, el mercado laboral. Qué buenos tiempos corren. No necesitamos seducirlos para esclavizarlos, ya hemos creado las condiciones para que anhelen la esclavitud. Que tiemblen aquellos que hemos estado intentando seducir y que ya estaban en el mercado laboral desde antes. Por cada uno de ellos con sus ridículas reivindicaciones tenemos mil aspirantes desesperados a aceptar cualquier condición que les impongamos. Y a los que nos puedan resultar aun imprescindibles los tenemos atados y bien atados con la hipoteca, los gastos escolares y un sinfín mas de extraordinarios inventos de nuestros abnegados economistas a sueldo. Los irreductibles, los que aun mantienen alguna libertad, esos directamente a la calle que la indemnización es de risa.
-Maestro, ¿y esas voces discordantes que se oyen, que están emergiendo en la sociedad , no hay peligro de que se conviertan en un clamor popular? ¿Que su conciencia pueda influir para arrebatarnos zombis y devolverlos a la vida humana?
-No te preocupes joven aprendiz, mira te voy a relatar un breve cuento que va a borrar todas tus preocupaciones:
Cierto día un joven demonio  que estaba de servicio en el mundo de los hombres llegó muy nervioso al infierno buscando al Diablo para darle unas noticias inquietantes que había recogido del mundo exterior. -Jefe, jefe, tienes que hacer algo , están pasando cosas peligrosas para nosotros, arriba en la superficie.
El Diablo tratando de tranquilizarlo le dijo- Serénate joven siervo y dime que te inquieta tanto –
–Es que arriba hay un tal Jesús que enseña cosas muy peligrosas, que puede dejarnos sin clientes en el Infierno -Es muy bueno y no hay forma de sobornarlo o corromperlo -Es el fin de nuestro negocio -le respondió el pequeño demonio nervioso.
El Diablo esbozó una sonrisa y echándole de forma paternal la mano por encima del hombro a su joven siervo le dijo con total tranquilidad -¿Y eso es todo el problema que tan nervioso te pone?, -vamos cálmate, que te creo, pero que ese tal Jesús no representa ningún problema- y prosiguió: -Si es tan brillante, bueno e incorruptible, no te preocupes, ya me encargaré yo personalmente de enviarle discípulos.





Marcelo Espinel


Enlaces a sus webs:








(con el preceptivo permiso del autor)


El sueño es la sombra del acto




la sombra es el contrapeso


de la luz, del mismo modo 

que la intuición es la sombra
de la razón...

sobre una pantalla negra
infinito están pegadas
unas letras que forman 

un nombre, letras blancas 

como níveas nubes...

hay cosas que parecen no ser cosas...

en todos los objetos 

luce el brillo creativo...
la belleza es innata 

cuando la cosa está limpia...

todo encaja en el espacio
y en los ojos está el alma...
el sueño es la sombra del acto
y el silencio, de la observación...

se cierra este poema
recordando la niñez


Un poema es un teatro y un niño




un poema es un hombre con cara de póquer

y una niña feliz, si arrastra un macuto rosado

y una madre con gestos de dormida

y una chica "interesante", porque sabe que es guapa   
                         
y porque intuye que la miras

y una mujer mayor, bien vestida y seria

y estar fuera de servicio: taxis, ascensores...

y otra mujer, con jaqueca

y mi cafetera, y un teatro clausurado

y los políticos de España, porque servicio es prestar servicio

y los hijos de [...] de sus jefes

y teclear el móvil, repetidamente, sonámbulos

y son los cielos sin nubes

y observarlos sin cirros, sin cúmulos, sin nimbos

y preguntarte: ¿qué es la niebla que oscurece los rayos solares?

un poema es un tiempo ingenuo

más ignorante y sabio, más sinvergüenza y distraído:

los garabatos de un niño




Tamas




tama es un montículo, elevado

sobre un espacio inconfundible

luce en los días-noche

su composición es entera 

tradicional y esporádica,

una tama no sirve para todo 

pero sirve para nada, lo cual es mejor

y sobre todo es más grande,

si le cambiamos el género

se convierte en un tama,

un tama vuela, puedes verlo 

sobre farolas blandas, aire líquido

agua sólida y en conjunto,

ningún tama es real, y eso es importante






poessía


Robert Charroux (Realismo Fantástico) -Roland Font-





Hemos descubierto un sitio web que hace honor al título que lo define, "Realismo Fantástico", dirigido por Roland Font, en él se puede despertar a una realidad increíble; tal vez una disciplina olvidada, escondida en el arcón de la literatura, aunque alguna que otra pregunta se nos presenta a la intuición: ¿es realmente literatura, o algo más? Se pueden leer obras de Louis Charpentier, Peter Kolosimo, Jacques Bergier, Juan Parellada de Cardellac, Juan G. Atienza, Andreas Faber Kaiser, Andrew Tomas, Louis Pawels... (por nombrar los más conocidos), y muchos otros. Es esta especialidad, por así decir, la de lo fantástico, la que nos interesa de este sitio recientemente revelado, esa que nos sugiere otras posibilidades históricas más lejanas y sorprendentes que las acotadas por el mundo académico y estanco. A modo de introducción de esta página ofrecemos al lector una interesante reseña sobre la obra de Robert Charroux




Robert Charroux (pseudónimo de Robert Grugeau) Nace el 7 de abril de 1909 en Payroux, Francia y muere el 24 de junio de 1978 de un ataque al corazón al volver de un viaje de Turquía. Un buscador incansable de los misterios de nuestro pasado, Charroux surge de la oleada del Realismo Fantástico iniciada por "
El Retorno de los Brujos" (que a su vez surge -a mi modo de ver- de la entrada a la "Era de Acuario" en 1962). Buscador de Tesoros (fue el fundador y presidente del "Club Internacional de Buscadores de Tesoros"), campeón de natación, pescador de perlas y cazador submarino, jefe de diversas expediciones, guionista de comics franceses, escritor en diversas publicaciones francesas y extranjeras ("Point de Vue", "Images du Monde", "Noir et Blanc", etc.) y seguidor de la arquelogia y la prehistoria es el descubridor de las cavernas de Poitou y la necrópolis merovingia de Savigné entre otras cosas. En 1947 desenmascaro al estafador y falso "Kout-Humi", "Rey del Mundo" y "Maha Choan" Omar Cherenzi Lind lo que le valió una pena de muerte de parte del usurpador. Fue uno de los autores mas vendidos en Francia entre los años 1963 y 1974. Casado y con una hija, es a ellas las que se suele ver en las fotos que adornan sus libros de los distintos lugares del planeta a los que viajo para recopilar información.
Con tremendo historial, es claro el porque del éxito de sus libros editados por la colección "Les énigmes de L'univers" de Robert Laffont que abarcan títulos como "Historia Desconocida del Hombre desde hace 100.000 años", "El Libro de los Maestros del Mundo", "El Libro del Pasado Misterioso", "El Enigma de los Andes", "El Libro de los Mundos Olvidados" entre otros.

Robert Charroux es uno de mis escritores favoritos y al que le debo el gusto por los tesoros, los enigmas de la prehistoria y sobre todo los "Superiores Desconocidos", temas recurrentes en su búsqueda de la verdad. Es una verdadera lastima que de Charroux no se encuentre casi nada en español digitalizado, además bastante cuesta encontrar sus obras en librerías antiguas, pues son textos muy apetecidos y cotizados. La mayoría de su obra fue editada al español por la colección "Otros Mundos" de Plaza & Janes (colección hermana de "Realismo Fantástico") salvo sus dos primeras obras "Histoire inconnue des hommes depuis cent mille ans" y "Trésors du Monde", ambas editadas por la editorial chilena Zig-Zag.
Charroux pese a no haber salido nunca en ningún libro de la colección "Realismo Fantástico" (quizás porque extraña política de la editorial), es en si mismo el ejemplo viviente del Realismo Fantástico encarnado en una persona. Persona a la cual le rendimos un eterno homenaje y rogamos porque en su siguiente vida, encuentre esa verdad (si es que no la encontró cuando era Charroux) y termine su “camino” con triunfos y logros.

Libros de Robert Charroux


1.- Tesoros Ocultos(Trèsors du Monde, 1962). Publicado por la editorial Chilena Zig-Zag en 1964, es la única versión y edición conocida del primer libro de Charroux al español. Con 288 paginas y amplias ilustraciones; el francés (en ese momento Presidente del Club Internacional de Buscadores de Tesoros) nos sumerge en el fascinante mundo de los tesoros ocultos, pasando por los tesoros de los Templarios, de los Incas, de los Piratas, de la Guerras Mundiales y tesoros legendarios, encantados y fantasmales entre otros, terminando los 21 capítulos que componen el libro con el último dedicado a los "Antepasados Superiores" y la atomización prehistórica. A mi juicio uno de los mejores libros de Charroux y todo un clásico que -absurdamente- es omitido en las biografías del autor, ya que los temas que hicieron famoso a Charroux sólo se encuentran en su estado germinal en este libro a diferencia de sus posteriores textos.2.- Historia Desconocida de los Hombres desde hace 100.000 años(Histoire Inconnue des Hommes Depuis 100.000 Ans, 1963). Publicado en 1967 por la editorial chilena Zig-Zag y reeditado en 1969 y 1983 solamente como "Historia Desconocida de los Hombres" por la misma editorial, las tres ediciones cuentan con distintas portadas y ninguna de ellas trae las pocas fotos e ilustraciones que trae la edición original. En 1973 la colombiana Edical junto a Zig-Zag sacaron también una edición del libro que tampoco contenía imágenes y fotos. En 1982 la española "Otros Horizontes" de Plaza y Janes publica el libro con el titulo "Cien Mil Años de Historia Desconocida" e incluye las imágenes omitidas en las anteriores ediciones. Generalmente se le considera el primer libro de Charroux y en cierta forma esto es producto de que aquí comienza el estilo definitivo por el que seria conocido mundialmente. Acá tenemos todo, Superiores Desconocidos, Tiahuanaco, los Antepasados Superiores, Gozel, Lo Misterioso Desconocido, Sociedades Secretas, Platillos Voladores, Secretos Perdidos, Continentes Desaparecidos entre otros temas recurrentes en la obra de Charroux y a los cuales en una u otra forma vuelve continuamente retomando o revisando en sus siguientes libros. Una verdadera joya que no puede estar ausente en ninguna biblioteca (no digital) de alguien que se precie de "buen lector".

Enigma -Alberto Pancorbo-



Enigma







Alberto Pancorbo



Lo que nos ha impulsado a exponer esta obra de Alberto Pancorbo ha sido la visión onírica e intuitiva que el espectador puede apreciar, tal vez de sí mismo, y del mundo "no veraz", desde una dimensión quizá existente paralela, y cómo no, fantástica. El laberinto sugiere un cerebro, y la dinámica inquisitiva humana, así como una inteligencia racional exquisita, geométrica, y tal vez suprahumana.    






Con el permiso del autor

Enlace a su página web y la imagen (óleo sobre lienzo, 32/26)